La Unión

Embarazo adolescente: problemática que obliga al Gobierno a actuar

Se busca dar respuesta multisectorial y ajustar mecanismos que permitan reducir esta situación.

Foto: www.infogen.org.mx.

Embarazo adolescente: problemática que obliga al Gobierno a actuar
7 de mayo de 2017 - 09:40

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social informa que cada día 2 niñas con edad menor a 15 años dan a luz en nuestro país. Una realidad que urge una respuesta y un abordaje multisectorial. Por ello, el Ministerio de Educación y Ciencias, con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), convoca a sus pares a una reunión el próximo lunes 8 de mayo, a las 10:00 horas, en el Salón de reuniones Guaraní del MEC, con el fin de conformar la mesa país que liderará las acciones para prevenir el embarazo adolescente y el abuso sexual. Para esto, es clave el rol conjunto de carteras como el Ministerio de Salud Pública, el MEC y la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, las cuales ya se encuentran trabajando en esta materia.

Así mismo, se busca fortalecer el sistema de protección y la respuesta a niñas, niños y adolescentes víctimas de abuso sexual: a diario, aproximadamente, 4 niñas sufren abuso sexual en el Paraguay.

Estas cifras visualizan la falta de acceso de las niñas y adolescentes bienes y servicios que les permitan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos y, además, constituyen una barrera para que las menores ejerzan su derecho a la educación, a un desarrollo saludable y logren una transición exitosa hacia la vida adulta.

Este encuentro forma parte de las acciones previas al lanzamiento del Marco Estratégico Regional de Prevención y Reducción del Embarazo Adolescente No Intencional, que se llevará a cabo en nuestro país el martes 6 de junio con la participación de autoridades del Cono Sur, explicó el Ministro de Educación, Enrique Riera.

La mencionada estrategia, fruto de casi tres años de trabajo entre los gobiernos del Cono Sur, surge como respuesta a la situación del embarazo adolescente en los países de la región, considerando que en América Latina y el Caribe casi dos millones de adolescentes, entre 15 y 19 años, se convierten en madres anualmente. A esto se suma que Paraguay es el segundo país de la región con el índice más alto de embarazo adolescente no intencional.

El embarazo y maternidad en la adolescencia es, en la gran mayoría de los casos, un problema de desigualdad social. Las desigualdades son territoriales, étnicas, culturales, económicas, de género y educativas entre otras.

En cuanto al vínculo entre educación, embarazo y maternidad temprana, en todos los países del Cono Sur se observa que en una proporción importante la salida del sistema educativo precede al embarazo. Esta situación implica esfuerzos importantes que los países ya han iniciado a través de leyes y programas, esfuerzos que precisan ser profundizados para mantener o reinsertar a las adolescentes en riesgo de abandono escolar y para facilitar la continuidad escolar de las adolescentes embarazadas y madres.

El Ministerio de Salud tiene definido su política en el Plan Nacional de Salud Adolescente 2016-2021, armonizado con el Plan Nacional de Salud Sexual y Reproductiva con metas e indicadores claros para un período de 5 años, y que tiene a la salud del Adolescente como un eje transversal a todos sus ámbitos

El plan contempla seis ejes estratégicos relacionados a: la Rectoría y Gobernanza, la Atención integral, el Sistema de información, la Comunicación Social, el Financiamiento y el Monitoreo.

En este marco definió normas y protocolos con el fin de reorganizar los Servicios de Salud para una atención más amigable e integral a personas entre 10 a 19 años.  Actualmente, 21 servicios de salud, ubicados en 12 de 18 Regiones Sanitarias ya se encuentran funcionando.  Estos Servicios registran un promedio mensual de atención a 500 adolescentes y detectan un promedio semanal de 10 casos de violencia (con sistemas de registros básicos).  Una de las razones por las que el Sistema de Información es otro de los ejes estratégicos que se tiene previsto fortalecer.

Teniendo en cuenta los datos buscamos fortalecer los servicios de atención integral de calidad para adolescentes en toda la Red integrada e integrales de servicios de salud de acuerdo al modelo de normas vigentes con objetivo de mejorar el acceso de los mismos en forma equitativa y eliminando las barreras de discriminación. Considerando aspectos importantes como:

• Acceso oportuno a los servicios de salud, a través de los servicios amigables de expansión progresiva a todo el país (21 servicios).

• Mejoramiento continuo de la calidad de la atención, teniendo en cuenta seguridad, calidad y calidez de la atención integral del adolescente, que engloba las guías y normas que protocolizan la atención en los servicios, tanto obstétricas como ginecológicas.

• Fortalecimiento de la consejería u orientación, provisión de información para la toma de decisiones libre e informada a personas adolescentes y sus familias sobres salud integral, proyecto de vida saludables y reducción de factores de riesgo, incluyendo salud sexual y reproductiva. De acuerdo del interés superior del niño. En todos los casos se tomará en cuenta la autonomía de la persona. Contamos con la Guía de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia en los servicios de Salud

• Acciones de promoción y prevención con el fortalecimiento de la Oferta de métodos anticonceptivos, con el plan de aceptabilidad de otro insumo anticonceptivo moderno para el ingreso en la canasta básica. Sobre todo para la prevención del segundo embarazo en este grupo poblacional.

Para dar operatividad a las normas legales y subsumirlas al caso concreto en el ámbito sanitario, se elaboró la Guía de derechos de la niñez y la adolescencia en los servicios de salud. La Guía es un instrumento que orienta a los profesionales de la salud en su actividad cotidiana, de manera universal, para que apliquen las leyes vigentes, prácticas de buen trato y calidad en la atención, en definitiva que se constituyan en facilitadores y garantes de la vigencia de los derechos de niñas, niños y adolescentes, así como servir de herramienta de apoyo para que esos mismos profesionales brinden respuestas adecuadas ante posibles situaciones de vulneración de derechos.

La mentada Guía contiene casos que fueron redactados y validados en talleres prácticos de los cuales participaron profesionales de distintos servicios de salud públicos y actores de otras instituciones que colaboran con el sector salud en la respuesta a las violaciones de derechos (fiscales, defensores, consejeros)

Los casos recrean situaciones entorno a los derechos menos reconocidos a las niñas, niños y adolescentes en el ámbito de la salud a saber:

* Principio de la autonomía progresiva: En varios de los casos se ve la invisibilidad de la niñez y la adolescencia como titular de sus derechos fundamentales, en contradicción a lo que ya establecen las normas legales. Por ejemplo, es el caso que plantea la falta de legitimación de las adolescentes para recibir el certificado de nacido vivo o para inscribir a sus hijos/as en el Registro Civil. Esta situación es realmente contraria al reconocimiento de los adolescentes como sujetos de derecho, en el ejemplo se ve que un derecho fundamental está en juego – el derecho a la identidad de otro niño- además de constatar que la persona adolescente de todas maneras ya pasó por una situación de violación absoluta, es decir si dio a luz a esa temprana edad, la familia, sociedad y estado, estuvieron ausentes para brindarle la protección.

* Derecho a la salud sexual y reproductiva: Se plantean soluciones en caso de que los niños o adolescentes lleguen solos al servicio de salud, situación que es necesario aclarar porque hasta ahora sigue vigente en la práctica la visión del niño como objeto (3) y propiedad de alguien, es decir, si los padres o representantes legales no están de acuerdo con el tratamiento, todavía, lastimosamente muchos profesionales, anteponen esta voluntad, al derecho fundamental de la persona.

* Principio del interés superior del niño (4): Se presenta en todos los casos la fundamentación para hacer efectivo este principio utilizándolo como una especie de facilitador para interpretar y anteponer los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes ante cualquier otro.

* Derecho de petición: Se hace visible el derecho del niño a ser tenido en cuenta en todas las situaciones que afectan a su vida. Se ponen de relieve aquellas situaciones cotidianas en las cuales deben ser tomados en consideración.

* Derecho a la participación.

• La Guía es un instrumento clave para la atención integral de la persona adolescente que instala el enfoque de derechos y por tanto contribuye a la promoción de derechos y prevención de situaciones de vulneración como el caso de los embarazos no intencionales.

Noticias relacionadas

Secciones