La Unión

Habló supuesta implicada en múltiple asesinato: “El perro tenía sangre en el hocico”

Araceli Sosa Díaz, vinculada al macabro caso del múltiple asesinato en el centro de Asunción, aseguró su inocencia y la de su hermano, Marcelo Sosa Díaz, también investigado por el caso. Relató cómo sucedieron los hechos el pasado sábado, última vez que estuvo allí, y que, en esa ocasión, el perro de Bruno Marabel tenía sangre en el hocico presuntamente por contacto con los cadáveres.

Foto: La Nación.

Habló supuesta implicada en múltiple asesinato: “El perro tenía sangre en el hocico”
10 de octubre de 2018 - 17:04

En exclusiva con La Unión R800 AM, Araceli Sosa Díaz mencionó que no había prestado declaración ayer martes debido a que a su abogada les pidió que se abstuvieran “porque no estaba al tanto del caso”.

Indicó que cuando estaban en la casa, Bruno Marabel, principal sospechoso de haber matado a la joven Dalma Rojas, su madre, padre y sus dos hijos, a cada instante “ponía desodorante de ambiente en aerosol” para aplacar el fétido olor provocado por orín de perro.

En el mismo sentido, aseveró que, de las tres veces que había ido a la vivienda, nunca tuvo acceso a la parte del fondo de la casa, donde fueron hallados los cinco cadáveres, y que las veces que fue al sitio entraron por la parte delantera. “Teníamos un límite para entrar dentro de la casa”, aclaró.

De hecho, dijo que jamás conoció a la joven Dalma y que solo tuvo conocimiento de ella tras la publicación del caso de la matanza.

Recordó que el pasado sábado por la madrugada estuvo presente en la casa y que no pudieron realizaron el karaoke que habían planeado hacer debido a un problema de celos entre Marabel, quien los había invitado a la casa (que en realidad no era de él), y su pareja.

Señaló que el perro que estaba en el sitio aquel sábado tenía sangre en el hocico, producto supuestamente de una pelea con una perra que recientemente había tenido críos, según explicó Marabel. Sin embargo, Araceli estima que esa sangre era, en realidad, por el contacto que el animal había hecho con los restos de los cadáveres. “En ese momento no tenía sentido para nosotros (por qué estaba así el can). Ahora sí”, afirmó.

“Bruno admitió que cometió el hecho”

Sosa Díaz comentó que conoció a Bruno Marabel hace tres meses, cuando se convirtió en su compañero de trabajo, y que hace cerca de tres semanas comenzaron a tratar “más cercanamente”. Según le comentó este joven, él era abandonado por sus familiares (residen en Argentina), que “no tenía a nadie” y que por eso ella quiso tratarlo “como a un hermano”, como para que no se sintiera solo.

La joven comentó que Marabel reconoció haber asesinado a todos los integrantes de la familia, expresándolo tanto a su hermano, Marcelo Sosa, como a Alba Armoa, pareja del supuesto autor. “Es de psicópata. En la audiencia él estaba súper tranquilo, bromeaba de cualquier cosa. Imaginate, en su casa se encontraron cinco cadáveres de personas con quien él vivía. ¡Y encima dormía con los cadáveres!”, dijo Sosa Díaz.

Así mismo, dijo que Marabel ha amenazado a Marcelo, afirmando que “si hablaba, se las iba a ver con él (Bruno)”.

Sosa Díaz señaló que es madre de una hija de 4 años de edad y que lo que más le duele es estar separada de ella ante lo que asegura que es una injusticia. Además, indicó que lo que más siente del caso en particular es el asesinato de las criaturas, hijos de Dalma Rojas. “No sé cuál fue el motivo suficiente para realizar tal locura. No hay motivo suficiente. Ni a mi propia hija le puedo levantar la mano e imaginate a una pobre inocente criatura”, expresó entre sollozos Sosa Díaz. “Me duele mucho lo de las criaturas, esos angelitos que habrán sufrido mucho antes de morir. Fue macabro”, expuso.

En ese orden, aseguró que reclusas de la Comisaría 17, donde había quedado detenida, le dieron una “recibida” sometiéndola a golpes y acusándola de haber sido culpable de la matanza de la familia. “Imaginate todo lo que estoy pasando por algo que yo no cometí”, lamentó la joven.

En ese sentido, criticó a la fiscal del caso, Esmilda Álvarez, por “juzgar por juzgar nomás” y no escuchar ni a ella ni a su hermano. Sobre el punto, sostuvo tajantemente su inocencia como la de Marcelo. “No tenemos nada que ver”, aseguró.

Anunció que presentará una declaración por escrito en la brevedad posible ante el Ministerio Público.

Por su parte, el abogado de los hermanos Araceli y Marcelo Sosa Díaz, Eduardo Lezcano, manifestó que, cuando sus clientes habían estado en el sitio, “no notaron nada raro”, afirmando que habían permanecido en el lugar solo por 15 minutos y descartó cualquier tipo de complicidad.

Aclaró que él ya había dejado la defensa de los hermanos, pero que luego fue llamado nuevamente para ejercer su trabajo en el caso.

Los imputados por el caso de múltiple asesinato de una familia en el microcentro de Asunción, descubierto el pasado lunes por la tarde, guardarán prisión preventiva en el Penal de Emboscada. Ellos son Bruno Javier Marabel y Marcelo Gabriel Sosa Díaz. Por su parte, Alba Armoa y Araceli Sosa Díaz serán recluidas en la Cárcel de Mujeres del Buen Pastor.

De acuerdo con el Ministerio Público, las cuatro personas procesadas habrían participado en los asesinatos de Julio Rojas Delvalle (52) y Elva Graciela Rodas de Rojas (51), su hija Dalma María Rojas Rodas (25); y los dos hijos de Dalma: Cristian Santino Barrios Rojas (6) y Saulo Pío Nahir Rojas (4).

Noticias relacionadas

Secciones