Por disputa entre Cordillera y Caaguazú, alumnos pasarían al MEC

Ante las disputas por territorios y la crispación que se generó entre Cordillera y Caaguazú, se ensayaría una fórmula intermedia.

El titular del Ministerio de Educación y Ciencias quiere continuar con las clases, y para ello probablemente se establecería una ‘categoría en revisión’ donde las escuelas afectadas pasarían a depender directamente del ministerio hasta que el Congreso Nacional se expida.

 

El ministro de Educación Enrique Riera se refirió a los diversos problemas en las escuelas del país, donde las instituciones están perdiendo clases por distintos conflictos. El caso más sonado últimamente es el problema de límites entre Itacurubí de la Cordillera y San José de los Arroyos (Caaguazú).

Es que por ley, tres compañías de Cordillera pasaron a Caaguazú. Sin embargo los habitantes de la zona que fue cambiada de departamento no acepta la disposición y una de las formas de protesta se demostró inicialmente en 6 colegios afectados, no obstante, el paro se extendió ya a nivel distrital.

Riera maneja que las clases perdidas en este tipo de hechos, deben ser recuperadas en días del fin de semana o disminuyendo las vacaciones.

Sobre el caso en cuestión, el ministro reconoció que originalmente los colegios afectados pertenecen a Itacurubí, sin embargo ambas partes reclaman la pertenencia del territorio en disputa. “Por lo que yo pude palpar personalmente, las escuelas se siguen sintiendo parte de Itacurubí o de Cordillera”, remarcó el secretario de Estado.

El entrevistado manifestó que trató de sentar en una mesa de diálogo a las autoridades de ambos sectores pero “no asistía una u otra parte”.

La solución definitiva escapa a la competencia del MEC, pues es necesaria la promulgación de una nueva ley que derogue la 3673/2008 para que se cumpla el pedido de los cordilleranos de ser devueltos a su identidad original.

La última palabra la tiene el Congreso Nacional, las conversaciones fueron iniciadas con diputados, pero la tensa situación política que se vive hoy en la Cámara Baja, hace que los alumnos no sean prioridad en la agenda parlamentaria.

 

Comentarios