Caso Richard Pereira: Condenaron a 20 y 11 años de cárcel a policías “gatillo fácil”

El Ministerio Público había solicitado 26 y 14 años de prisión para el suboficial Johnny Orihuela y el comisario Jorge Zárate, respectivamente, pero la Justicia redujo la condena en un tiempo mínimo. No obstante, la fiscal del caso, Pamela Pérez, manifestó su conformidad con la resolución.

La agente aseveró que se han podido corroborar la versión de Orihuela, quien se declaró autor confeso del disparo. “Juntar todos los elementos y llegar a juicio era el objetivo de la Fiscalía, probar que estos efectivos policiales realizaron un mal procedimiento y que se extralimitaron en el uso de la fuerza contra este joven”, dijo Pérez en contacto con La Unión.

El juicio se pospuso por tres veces seguidas y finalmente inició el pasado lunes 11 de febrero.

Ambos agentes guardarán reclusión en la sede de la Agrupación Especializada.

El caso

Según los relatos de la víctima y la carpeta fiscal, Richard se dirigía a su casa cuando una patrullera con luces apagadas comenzó a perseguirlo. El joven fue interceptado en las calles 24ª Proyectada y Paí Pérez, en el barrio Roberto L. Petit de Asunción.

En la noche del 13 de agosto del 2016, Richard descendió de su vehículo con las manos en alto y el suboficial Orihuela lo tiró al suelo, obligándolo a que se ponga de rodillas, para luego dispararle directamente en la nuca. El balazo lo dejó parapléjico.

Los policías no contaban con que todo iba a quedar grabado en imágenes de cámaras de seguridad adyacentes al lugar de lo ocurrido.

Comentarios