Denuncia “campaña de desprestigio”