A través de GPS de una moto robada, descubren cueva de motochorros en Luque

El procedimiento fiscal-policial fue realizado anoche luego de la detención de dos jóvenes que acababan de robar una motocicleta en la compañía Reducto de la ciudad de San Lorenzo. Como este biciclo poseía el dispositivo de Sistema de Posicionamiento Global (más conocido por sus siglas en inglés ‘GPS’), fue rápidamente localizado por los agentes policiales tras la denuncia hecha por el dueño, lo cual desató una persecución y los condujo hasta un aguantadero de motos ubicado en la ciudad de Luque, según explicó el comisario Osvaldo López, jefe de la Comisaría 3ª de Luque.

El operativo arrojó como resultado dos detenidos. Uno de ellos fue identificado como Martín Federico Alcaraz Vera, de 19 años, mientras que el otro es un adolescente de 17 años, que cuenta con antecedentes por tentativa de homicidio y hurto agravado.

Además de incontables motocicletas, algunas ya totalmente desarmadas, también fueron encontrados en el sitio numerosos objetos que presumiblemente pertenecen a víctimas de motochorros, como por ejemplo 27 carteras femeninas, cédulas de identidad, tarjetas de débito y crédito, una escopeta, herramientas para armar y desarmar biciclos, pinturas y thinner para chaperías, entre otros elementos.

Martín Federico Alcaraz Vera, de 19 años, detenido.

Fotos: Gentileza.

“Pudimos dar un fuerte golpe a estos grupos de motochorros, que cometen estos hechos mayormente a mujeres”, expuso el comisario en diálogo con La Unión.

Por último, López instó a las personas que recientemente hayan sufrido asaltos y que reconozcan sus pertenencias en las fotos difundidas en redes sociales que se acerquen a la comisaría 3ª de Luque para retirarlas.

Comentarios